Ingredientes: 

3 cucharadas de aceite de girasol

1 cebolla finamente cortada

3 shallots finamente cortadas

1 diente de ajo escachados

1 cucharadita de jenjibre rallado

425 g de arroz basmati

½ cucharadita de pimienta cayena

250 g habichuelas tiernas cortadas en trozos grandes

1 l de caldo

1 cucharadita de azafrán, ligeramente prensado

la cáscara de media naranja, sin la parte blanca

60 g de pasas sin semillas

1 cucharada de jugo de limón

*Para decorar:

30 g de almendras peladas, en laminas y tostadas

1 cucharadita de menta fresca cortada finamente

1 cucharadita de cilantro cortada finamente

 

Preparación:

Calentar el aceite en un wok o en una sartén grande hasta que esté suficientemente caliente. Freír en tandas, las cebollas hasta que se doren bastante, luego quitarlas y secarlas con papel de cocina.

Bajar el fuego. Cocinar las shallots en el aceite restante, hasta que estén blandas, alrededor de 5 minutos. Añadir el diente de ajo junto con el jenjibre y remover.

Echar el arroz, la cayena y las habichuelas. Mezclar con el arroz.

Añadir ahora el caldo, el azafrán y la cáscara de naranja. Llevar a ebullición primero y dejar luego, que se cueza a fuego medio durante 15 minutos.

Poner las pasas, pasado ese tiempo y añadir el jugo de limón mezclándolo con el arroz.

Se puede quitar la pies de naranja, si se prefiere y transferir el arroz a una fuente para servir.

Decorar con las almendras laminadas, la menta y el cilantro.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?